Teatro Negro de Praga

Teatro negro de Praga

El teatro negro de Praga es un espectáculo teatral totalmente distinto al teatro convencional. En él no se ven los actores de cuerpo completo moviéndose en un escenario con utilería e iluminación tradicional.

En este caso, el espectador solo ve lo que se le permite ver, logrando así que para él  los personajes pueden flotar y hacer movimientos sobrenaturales, lo cual genera una especie de magia que sorprende constantemente al público durante toda la presentación.

En realidad todo es una ilusión óptica. El ojo humano no es capaz de distinguir los movimientos que realiza un objeto negro sobre un fondo también negro. En consecuencia, los actores totalmente vestidos de negro se pueden mover por el escenario sin ser vistos por el público,  y gracias a un excelente manejo de la iluminación y a que se colocan prendas fosforescentes, solo “aparecen” donde y cuando deben ser vistos.

Para hacer vistosas las presentaciones, se utilizan otros objetos fosforescentes, luz ultravioleta, juegos de poleas y otros trucos especiales. Además, por supuesto de una inmejorable musicalización.

Es importante hacer notar que al tratarse de un espectáculo mudo, de acrobacias y mímicas, no importa el idioma que hable el espectador, siempre entenderá la obra.

Orígenes del Teatro Negro de Praga

Este tipo de teatro se originó en la antigua China, donde los malabaristas montaban espectáculos de sombras y siluetas sobre paños blancos. Más tarde, en el siglo XVI, la técnica fue usada para el Teatro Bunraku, en Japón. En el siglo XIX se hicieron numerosos cambios para mejorar la técnica, y en 1950 el titiritero francés George Lafaille desarrolla el teatro negro tal como lo conocemos.

Actualmente  se realiza en casi todas partes del mundo, pero desde los años 50, fue en Praga, Checoslovaquia, donde se popularizó y se perfeccionaron las técnicas utilizadas para este espectáculo.

Los fundadores del primer teatro negro en Praga, fueron José Lamka y su esposa Lamková Hana en el año 1959, y a partir de allí esta forma de teatro fue ganando popularidad en Europa y el resto del mundo, hasta que en 1980 se creó formalmente el Teatro Negro de Luz Nacional de Praga, el cual ha recorrido 68 países del mundo ofreciendo sus presentaciones.

Dónde ver el Teatro Negro en Praga

Hay varios locales en donde se puede disfrutar de una obra de teatro negro si vas de visita a Praga:

  • Ta Fantastika. Karlova 8, Stare Mesto, Praga 1. Metro: Staromestska.
  • Teatro Metro. Národní 25, Prague 1. Metro: Národní.
  • Teatro de Imagen de Luz Negra. Parizska 4, Stare Mesto, Praga 1. Metro: Staromestska.
  • Teatro Animato. Na Příkopě 10, Prague 1. Metro: Mustek.
  • Teatro Blanik. Vaclavske namesti 56, Prague 1. Metro: Muzeum.

Cada teatro cuenta con dos salas y los precios de las entradas varían entre 20 € y 30 €.

Obras clásicas

El teatro negro se caracteriza por presentar historias fantásticas, ya que en ellas se luce la técnica utilizada.

La bicicleta voladora, de Jiri Srnec. Aspects of Alice, basada en la historia de Lewis Caroll, muy recomendable y de la que es conveniente adquirir las entradas al Teatro Negro y Los sueños del doctor Frankenstein, adaptación de la novela de Mary Shelley, se cuentan entre los eternos clásicos del teatro negro de Praga.

Todo un espectáculo que no puedes dejar de ver si visitas Praga.

¿dispones de varios días en Praga?

Te recomendamos planificar tu viaje a Praga con antelación y así puedas conocer todas las cosas que hacer tanto en su ciudad como en sus alrededores:

 

Teatro negro de Praga
5 (100%) 2 votos