Qué ver en Toledo en un día

Nos vamos de visita a esta monumental ciudad y uno de los primeras preguntas que nos viene a la cabeza es ¿ qué ver en Toledo en un día ?

Toledo, ubicada a 70 kilómetros al sur de Madrid, es la capital de la provincia homónima y de la comunidad autónoma de Castilla-La Mancha, es conocida como La ciudad de las tres culturas, ya que durante siglos ha estado poblada por cristiano, judíos y musulmanes. También se le conoce como La ciudad Imperial, por haber sido sede de la corte de Carlos I.

Fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1940 y Patrimonio de la Humanidad en 1986.

Una ciudad que ha merecido tantos títulos, debe ser recorrida a conciencia. Y aquí te vamos a presentar una extraordinaria forma de conocer Toledo y disfrutarla, en un día.

Paseo en la mañana

Lo ideal para aprovechar mejor el día, es llegar alrededor de las 9 am a Toledo, habiendo desayunado previamente y pensando en consumir un “tentempié” para lograr un recorrido de unas 5 horas durante la mañana.

Si llegas en coche propio puedes dejarlo en el aparcamiento de Safont, gratuito. Se encuentra entrando a la ciudad, frente a la estación de autobuses. Si por el contrario, aún estás valorando como ir, puede ayudarte el artículo, cómo ir a Toledo desde Madrid.

Una vez en Toledo, ubica la Plaza Zocodover para iniciar el recorrido. Allí hay una Oficina de Turismo en donde puedes conseguir un plano turístico para facilitar la visita.

Desde esta plaza nos dirigimos hacia el Alcázar de Toledo, ubicada en la parte más alta de la ciudad. Es una fortaleza construida sobre roca, desde donde se divisa toda la ciudad. Pasó por numerosas restauraciones, siendo la más notoria la iniciada en tiempos de Carlos I, con diseño de importantes arquitectos de la época. Para ver el interior se accede por el Museo del Ejército, y si subes hasta el bar de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, tendrás las mejores vistas de todo el paseo.

Luego nos dirigimos hacia la Catedral de Santa María de Toledo, edificio de estilo gótico construido con piedras blancas de Olihuelas entre 1226 y 1493. La entrada se compra en la oficina ubicada en la calle Cardenal Cisneros; al adquirir la entrada completa se podrá acceder al claustro y subir a la torre, en donde podrás ver la Campana Gorda y obtener unas buenas fotografías de la ciudad. Puedes realizar una visita guiada a la Catedral de Toledo en el momento que decidas realizar el viaje.

idea¡Importante! No te puedes olvidar visitar la Iglesia de Santo Tomé, pasando por dos edificaciones renacentistas, el Palacio Arzobispal y el Ayuntamiento. Una vez dentro del recinto de la iglesia ubica la famosa obra de El Greco, El entierro del Conde de Orgaz.

Continúa por la calle San Juan de Dios hasta la Sinagoga del Tránsito, construida en 1357, sede del Museo Sefardí, esta zona es el Barrio Judío. Admira la decoración de sus muros con atauriques e inscripciones hebreas, y luego puedes visitar el museo para observar reliquias utilizadas en los cultos judíos e interesantes piezas de arte.

Si te interesa el arte, tienes a metros el Museo El Greco, una casa museo que exhibe algunas pinturas relevantes del artista. También muy cerca, se ubica el Museo Víctor Macho, en donde se muestra la obra del reconocido escultor palentino. Debes considerar que la visita a estos dos museos te consumirá algo más de hora y media, por cuanto deberás apurar el paso en el resto del recorrido.

Seguimos el paseo visitando otra sinagoga, Santa María la Blanca, de fines del siglo XII, cuando fue levantada con estilo mudéjar, lo que la hace parecer una mezquita musulmana, ya que el arquitecto que la diseñó era judío, pero los artesanos que trabajaron en ella eran musulmanes.

Para terminar el recorrido antes de almorzar, nos paseamos por el Puente de San Martín. Construido con piedras en la época medieval, sobre el río Tajo.

Almuerzo

Una muy buena opción para almorzar es la calle Alfileritos, a unos 10 – 15 minutos caminando desde el puente. Allí encontrarás una gran variedad de restaurantes y bares para que puedas escoger la que más te agrade.

En cuanto al menú, como en toda la región, es muy recomendable pedir algún plato que incluya piezas de caza, como venado o perdiz, acompañados de los excelentes vinos de la zona.

más sitios que ver en Toledo en un día: tarde en toledo

Después del almuerzo, continuamos hacia las Puertas de la Ciudad. En el camino aprovechamos de pasar por la Mezquita del Cristo de la Luz, erigida en el año 999, con planta cuadrada coronada por nueve bóvedas califales, a las que se le anexó una cabecera románico-mudéjar en el siglo XII. Observa la calle, entérate que estás viendo restos de una antigua calzada romana y no dejes de asombrarte.

Casi al lado, encontrarás la Puerta del Sol, estilo mudéjar. Es una de las monumentales puertas de la muralla que circunda en algunos puntos al casco histórico de la ciudad.

Puerta Bisagra ToledoLuego, por la Calle Real del Arrabal, llegas a la Puerta Vieja de Bisagra, o Puerta de Alfonso VI, construida en la época musulmana, año 838.

Hacia la derecha de esta última, encontrarás la Puerta Nueva de Bisagra, principal acceso de la ciudad intramuros. De origen musulmán y remodelada en época de Carlos I.

Pasando esta puerta encuentras Santiago del Arrabal, uno de los mejores ejemplos de la arquitectura mudéjar en Toledo. Es conocida como la Catedral del Mudéjar. El año de su construcción es incierto, aunque se estima que data de la época de Alfonso VI.

Sigue tu paseo vespertino por la calle de Gerardo Lobo y pasarás por un Miradero. Aprovecha para tomar algunas fotos y descansar con una hermosa vista. Luego, siguiendo por la misma calle, llegarás al Puente de Alcántara, al extremo opuesto del puente San Martín, y ubicado a los pies del Castillo San Servando.

A pocos pasos está el Museo de Santa Cruz, el cual es un conjunto formado por el antiguo Hospital de Santa Cruz y el Convento de Santa Fe. Actualmente, constituyen un espacio cultural en donde se presentan exposiciones temporales. Hay visitas guiadas para conocer mejor las instalaciones.

Ya al final de la tarde, puedes dirigirte hacia la zona del Alcázar, para disfrutar del atardecer desde alguno de los locales con terraza, en donde podrás degustar alguna bebida de tu preferencia.

Sabiendo ahora los lugares que ver en Toledo en un día, con seguridad, aprovecharemos al máximo nuestra escapada. Y aunque no nos de tiempo para todo , al menos podremos elegir por dónde comenzar.

Qué ver en Toledo en un día
5 (100%) 2 votos