Florencia en un día

Florencia en un día : Recorrido para visitar en un día

¿Tienes poco tiempo para visitar la maravillosa ciudad del Renacimiento? Aquí te sugerimos un recorrido por sus mejores monumentos y te ayudamos a conocer la bella Florencia en un día.

Florencia, capital de la Toscana en Italia y Patrimonio de la Humanidad desde 1982, es una ciudad que enamora al visitante. El arte y la historia están presentes en cualquier rincón, por lo que recorrer sus calles resulta una experiencia abrumadora para los sentidos.

Hay tanto que ver y visitar en Florencia, que ver los puntos importantes en un día no es fácil, pero no es imposible. Así que comencemos con nuestro recorrido para empaparnos de todo lo que ofrece esta inigualable ciudad.

Florencia en un día : desayuno y visita matutina

Lo ideal es estar en Florencia entre 8:00 y 8:30 am, para desayunar y empezar el recorrido con energía.

Si llegaste en tren, a la estación Santa Maria Novella, es una buena opción desayunar en el Caffè Sabatino, típico local florentino, famosos por sus buenos desayunos y perfecto para iniciar el día. También puedes considerarlo para cerrar el día y despedirte de la ciudad.

Otra opción, es visitar el Mercado Central de Florencia y desayunar allí, económico e interesante. Muy cercano a la estación de trenes, adyacente a la Plaza de San Lorenzo.

Después del desayuno, dependiendo el medio que hayas elegido, caminando (apenas 8 minutos de un agradable paseo) , bicicleta, segway, vespa, taxi o bus, dirígete hacia el sur, para pasar por el Palacio Medici-Riccardi y por la Capilla de los Medici, y llegar al punto de partida del itinerario del día, la Catedral de Santa María del Fiore.

Es una de las iglesias más grandes del mundo. Fue construida entre 1296 y 1368 y ostenta una espectacular cúpula (Duomo) con  tejas de arcilla diseñada por Brunelleschi. La decoración interior representa el juicio final, de Giorgio Vasari y Federico Zuccari. Tiene una hermosa fachada en mármol blanco y verde diseñada por Giotto. La subida de 463 escalones hacia la cúpula realmente vale la pena.

Es importante señalar que no está permitido el acceso al Duomo con shorts cortos, ni escotes pronunciados u hombros descubiertos, y abre de 8:30 a 19:00, todos los días excepto festivos que permanece cerrado.

Combinar algunas visitas por libre con algunas de las numerosas visitas guiadas en Florencia es una buena opción, que te ayudará a descubrir la historia de muchos de sus rincones.

En la misma plaza está el Battisterio di San Giovanni, en cuya pila eran bautizados los florentinos hasta el siglo XIX. Observa en detalle sus tres espectaculares puertas fabricadas en bronce.

idea¡Acércate al Campanile di Giotto! el esbelto campanario de la Catedral. Considerado uno de los más bellos de Italia. Fue construido entre 1334 y 1359, siguiendo los planes de Giotto, pero culminada por Andrea Pisano, tras la muerte del creador.

Continuamos nuestro paseo por Florencia en un día y a pocos metros nos encontramos con Museo dell’Opera del Duomo, en donde se resguardan  las estatuas originales de los santos y profetas que se exhiben en el Campanile y en la plaza.

Ubica la Via del Proconsolo y camina por ella hacia el sur. Aprovecha de sentir el ambiente de la ciudad mientras curioseas algunas vidrieras. Después de unos minutos llegarás a la Badia Fiorentina; abadía benedictina de la comunidad de Jerusalén.

Al frente verás uno de los edificios más antiguos de Florencia con estructura de castillo; el Museo Nazionale del Bargello. Aunque en él se exhibe la muestra más importante de esculturas de los siglos XIV al XVI, visitarlo te costaría un valioso tiempo para seguir recorriendo la ciudad.

Continúa unos metros más y estarás en la Piazza della Signoria, el centro social de la ciudad. Recórrela mientras observas la Fuente de Neptuno, las copias de la Judit y el Holofermes de Donatello y del David de Miguel Ángel, entre otras.

Presidiendo la plaza, el Palazzo Vechio, en donde funciona el Ayuntamiento y el Museo dei Ragazzi, que alberga obras de Bronzino, Miguel Ángel y Giorgio Vasari, entre otros.

Junto a este edificio se encuentra la Loggia della Signoria, en estilo gótico con arcos de medio punto estilo renacentista. Entre las esculturas puedes ver El Rapto de las Sabinas de Giambologna y Perseo con la cabeza de Medusa de Cellini.

A un lado está ubicada y podrás visitar la Galería de los Uffizicuya colección de arte merece sin duda una visita. Entre las obras más conocidas podrás ver El Nacimiento de Venus de Botticelli, La Anunciación y Adoración de los Magos ambas de Da Vinci, La Venus de Urbino de Tiziano y Virgen del Jilguero de Rafael.

El único inconveniente son las largas colas para entrar. Pero si te interesa visitarlo lo recomendable es reservar la visita guiada en español, a través de la web algunos días antes.

Detrás de la Galería está el Museo Galileo o Museo de Historia de la Ciencia, en donde se exhiben instrumentos científicos que fueron usados desde el renacimiento hasta nuestros días. Entre las muestras más destacadas, el telescopio que utilizó Galileo, el primer barómetro de mercurio y los instrumentos usados por los Medici.

A continuación dirígete hacia el Ponte Vechio, puente medieval de piedra  sobre el Arno, quizá el lugar más romántico de Florencia y uno de los más fotografiados.

Hora de almorzar

En las cercanías de Ponte Vechio existen varias opciones para un buen almuerzo, pero sin lugar a dudas el más recomendado el Antico Vinaio. Solo que generalmente hay cola, y no es buena idea desperdiciar tiempo. Así que si tienes suerte puedes comer muy bien en este sitio, pero si no, en Florencia se come bien y barato en casi cualquier parte.

Florencia en un día: En la tarde

El recorrido continúa hacia el Palacio Pitti, el cual comenzó a edificarse en 1458 con la intención de superar en lujo al Palacio de los Medici-Riccardi, pero la familia Pitti se arruinó en su afán de ostentación y la construcción se detuvo hasta que Leonor de Toledo ordenó su culminación en 1560. Detrás del Palacio podrás pasear y fotografiarte en los Jardines Bóboli.

Caminando y dando la espalda al Palacio, pasa por la Iglesia del Santo Espíritu y continúa hacia el Puente de Santa Trinidad para regresar al otro lado del Arno. Sigue por la misma vía, pasa la Iglesia de Santa Trinidad y llegarás al Palacio Strozzi, uno de los más hermosos de Florencia.

Antes de que el Sol se ponga, una buena idea es ver las impresionantes vistas de la ciudad de Florencia que se pueden contemplar desde la Piazzale Michelangelo. Un perfecto mirador dónde seguro que encontrarás fotógrafos, pintores, parejas y grupos de amigos compartiendo la belleza de este lugar.

Para llegar a ella puedes seguir el curso del río y no hay perdida,encontrarás unas largas escaleras, ese es tu camino. Coge fuerzas y sube, pues una vez arriba no dudarás de que el esfuerzo ha merecido la pena.

Termina el recorrido en la Plaza de la República, disfrutando de un buen helado o una refrescante cerveza, para luego perderte en las calles del centro y cerrar un día que nunca olvidarás.

Florencia en un día : Recorrido para visitar en un día
5 (100%) 2 votos