La Alcazaba de Málaga

La Alcazaba de Málaga (ciudadela, en árabe), es una fortaleza palaciega musulmana, levantada en las faldas del monte Gibralfaro sobre un predecesor fuerte fenicio, que constituye una interesante mezcla de historia con belleza arquitectónica. Es uno de los monumentos de mayor atractivo para el turismo en Málaga.

Construida entre 1057 y 1063 por orden del rey de taifas bereber de Granada, Badis ben Habús, modificada por primera vez en 1297 por los nazaritas, y posteriormente varias veces reconstruida hasta llegar al estado actual. Si quieres hacer una visita a la Alcazaba de Málaga, podrás ver que es una edificación  en la que confluyen los elementos militares defensivos como torres y murallas, con el área de palacio, organizado en patios rectangulares y crujías, con jardines, balcones y estancias ornamentales.

Alcazaba de Málaga

Recorriendo la Alcazaba de Málaga

La visita, dependiendo del paso y detalle apreciativo que se desee llevar, tiene una duración aproximada de una hora y es desde luego, una de los principales atractivos que ver en Málaga.

recinto superior

Después de pasar la puerta principal, se recorre un buen trecho de murallas para llegar a la Puerta de las Columnas, donde hay dos caminos. Es preferible ir primero por el de la derecha, para subir una rampa con peldaños y llegar al Arco del Cristo. Este es un pasadizo abierto en el interior de una torre desde donde se disfruta de una hermosa vista de la ciudad. Al llegar al punto donde se visualiza el Gibralfaro, es preciso volver hasta la Puerta de las Columnas, en donde esta vez se toma el camino colindante dejado antes, para continuar el recorrido hacia la Plaza de Armas.

Plaza de Armas

En esta zona muy bien conservada, donde se domina prácticamente toda la ciudad, se colocaba la artillería para defenderse de los ataques enemigos. Junto a esta, se encuentra la Torre de la Vela, en donde hay una campana colocada después de la conquista, y la Puerta de La Coracha que comunica con el Castillo de Gibralfaro. Al cruzar los jardines, se llega a la Puerta de Los Arcos.

Puerta de Los Arcos

Al traspasarla se cruza a la izquierda para llegar a una zona en donde se colocaron algunos pequeños jardines y elementos decorativos. Pero en realidad, en las excavaciones sólo se halló una mazmorra donde encerraban por las noches a las cautivas cristianas.

Recinto Superior. Palacio taifal y nazarí

En su parte central, se ubican los Cuartos de granada, habitación de reyes y gobernadores, de estilo nazarí. Subsisten tres patios que alguna vez tuvieron tres pórticos abiertos por arcos de herradura. Sólo el pórtico sur ha sido reconstruido. Hacia el oeste del pórtico se reconstruyó un pequeño pabellón con cuatro frentes abiertos por arcos lobulados.

Barrio de viviendas y Torre del Homenaje

En el extremo oriental del último recinto se encuentran las ruinas de un conjunto de casas y calles enlozadas, con excelente distribución urbanística y un funcional sistema diseñado para el alejamiento de las aguas negras del barrio. Al final se encuentra la Torre de Homenaje, construida en el siglo XIV.
Una forma más cómoda de hacer el recorrido es subir hasta lo alto de la Alcazaba y desde allí bajar haciendo el camino inverso, hasta el Teatro Romano. Para ello se puede tomar el ascensor frente al Ayuntamiento, accediendo por la calle Guillén, o también se puede subir en bus turístico o coche particular. Cualquiera de las formas seleccionadas, resultará en un extraordinario paseo.

Visitar la Alcazaba es una de las visitas obligadas que hacer en esta ciudad. Pero no es la única, aquí puedes encontrar todas las visitas guiadas en Málaga que puedes hacer.

La Alcazaba de Málaga
5 (100%) 1 voto